Lesiones de Rodilla: Ruptura del menisco

Dentro de las lesiones más frecuentes de la rodilla se encuentran las lesiones de los meniscos así como la lesión del ligamento cruzado anterior.

El mecanismo de lesión principal es la flexión y rotación de la rodilla, muy frecuente en el ámbito deportivo; el tratamiento inicial es aplicación de frío, analgesicos y antiinflamatorios, modificación de la actividad física, pudiéndose realizar aplicación intraarticular de antiinflamatorios.

Posterior a la evaluación clínica y de imagen, según sea el grado de lesión del menisco el tratamiento puede ser conservador, lo cual incluye reposo, analgésicos y terapia física o bien sutura o remodelación del menisco lastimado a través de una Artroscopia de la rodilla.

En el siguiente enlace presentamos un caso de lesión del menisco en asa de balde ameritando tratamiento quirúrgico, realizándose sutura del menisco a través de artroscopía con técnica All Inside teniendo un resultado exitoso.

Ver: Sutura del menisco por artroscopia con técnica All Inside

Lesión de Ligamento Cruzado Anterior

Una de las lesiones de rodilla más comunes es un esguince o desgarro del ligamento cruzado anterior.

Los atletas que participan en deportes de alta demanda como el fútbol, fútbol americano y baloncesto tienen más probabilidad de lesionarse.

Aproximadamente el 50% de todas las lesiones del ligamento cruzado anterior ocurren con daño a otras estructuras de la rodilla, como el cartílago articular, el menisco u otros ligamentos.

Si usted se ha lesionado el ligamento cruzado anterior, podría requerir cirugía para recobrar plena función de su rodilla. Esto dependerá de varios factores, como la severidad de la lesión y su nivel de actividad.

Ante la sospecha de esta lesión acude con nosotros, le ofreceremos un tratamiento de vanguardia con los mejores resultados.